Relleno para un look natural duradero
Tratamiento para la flacidez facial
¿Qué es Radiesse®?
Se trata de uno de los rellenos más seguros y adecuados para tratar la flacidez facial.
Radiesse es un relleno dérmico inyectable que redefine el contorno facial de manera inmediata, alisando arrugas y combatiendo los signos de la edad. Una vez inyectado, no solo da volumen sino que con el tiempo, comienza a estimular la producción natural de colágeno en el cuerpo.
¿Por qué elegir Radiesse®?
Reposicionan los volúmenes del rostro
Logra una apariencia natural y juvenil 
Estimula la producción de colágeno
Atenúan las arrugas y líneas de expresión 
Es prácticamente indoloro
Resultados inmediatos y duraderos
¿Dónde puedo aplicarme el tratamiento?
Frente, Patas de Gallo, Ojeras, Pómulos y Mejillas, Escote, Manos, Abdomen, Brazos, Glúteos, Piernas, Rodillas, etc. 
  • ¿Cómo funciona?
  • Protocolo
  • Procedimiento
  • Resultados
Redefine el contorno facial de manera inmediata, alisando arrugas y combatiendo los signos de la edad.
Una vez inyectado, no solo da volumen sino que con el tiempo, comienza a estimular la producción natural de colágeno en el cuerpo.
El colágeno es la principal proteína estructural de la piel y es la que hace que se mantenga firme y suave.
Con la edad, la producción natural decrece, haciendo que nuestra piel se vuelva más delgada perdiendo volumen y elasticidad.
La exclusiva fórmula de Radiesse estimula directamente a los fibroblastos para el desarrollo de colágeno natural.
Debido a su grado de viscosidad, es un compuesto que no migra y que mantiene la expresión natural del rostro.
De esta forma, la piel recupera su elasticidad y su definición juvenil.
Durante los primeros 3 meses después del tratamiento, Radiesse actúa como relleno estético dando más volumen a la piel y reduciendo las líneas de la edad. Luego, se va a estimular naturalmente el crecimiento de colágeno, para obtener resultados prolongados (hasta por 2 años).
En primer lugar, el profesional médico realiza una consulta de diagnóstico para determinar si el paciente puede tratarse con CoolSculpting. Realizará una evaluación del cuerpo, las zonas a tratar y la cantidad de cabezales (llamados ciclos) necesarios para cada caso.

Durante el tratamiento, CoolSculpting, a través de un aplicador especialmente diseñado para cada zona del cuerpo a tratar, permite un enfriamiento controlado y preciso para actuar de forma efectiva sobre las células grasas subcutáneas (celulas situadas debajo de la piel).

Una vez finalizada la sesión, el paciente puede seguir con su vida cotidiana de forma inmediata, incluso practicar ejercicio el mismo día del tratamiento.

Resultados reales
Enterate de todo
¡Recibí las últimas novedades en estética y rejuvenecimiento!

¿Necesitas asesoramiento?

No dudes en escribirnos, estamos para vos.
Brindamos la mejor atención personalizada